Alcalde Enrique Peñalosa arremete contra trabajadores del Distrito

Peñalosa

Enrique Peñalosa, a más de desafiar a los ambientalistas, animalistas, vecinos de la carrera séptima, usuarios de Transmilenio,trabajadores de ETB y en general a toda la ciudadanía, ahora arremete contra los casi 25.000 funcionarios públicos del Distrito Capital al pretender aumentos unilaterales de jornada laboral, traslados arbitrarios y, más recientemente,una posible supresión de derechos adquiridos como la prima técnica, primas extralegales de vacaciones, de antigüedad y otros más, hechos que reducirían el actual ingreso de los trabajadores. Estas acciones las fundamenta la Administración como resultado de una acción popular interpuesta por un “desprevenido ciudadano” quien en febrero de 2017 solicitó mediante esta acción “amparar los derechos e intereses colectivos del patrimonio público y la moralidad administrativa, porque a la fecha, el régimen salarial y prestacional de todos (sectores central y descentralizado) los empleados públicos vinculados al distrito capital no se ha ajustado a los parámetros constitucionales legales y reglamentarios”.

Indica el demandante que “al insistir el Distrito capital en reconocer factores, con o sin carácter salarial con fundamento en actos administrativos distritales (acuerdos, decretos o resoluciones) se afectan indiscutiblemente los recursos públicos y se evidencia una trama entre los empleadores (autoridades distritales competentes) y los empleados para burlar el ordenamiento jurídico que se cita y lucrarse mutuamente de manera indebida”. Con base en lo anterior solicita dejar sin efecto los acuerdos y decretos distritales que le han conferido estos ingresos a los 25.000 trabajadores del Distrito.

Es llamativo, por decir lo menos, una supuesta preocupación por el uso de los recursos públicos, preocupación válida, justa y que compartiríamos si fuese legítima, pero incongruente con el actuar de la Administración por cuanto esta no ha abordado las insistentes quejas de las organizaciones de trabajadores cuando han denunciado conductas que amenazan el uso transparente de esos mismos recursos, y que la única preocupación por los recursos se reduzca a bajar los ingresos de los trabajadores del Distrito, ganados con el fruto de su trabajo a lo largo de años de esfuerzo y como producto de la lucha de sus organizaciones , intentando a través de esta acción disminuir ingresos entre un 20 a 50% dependiendo del cargo. En época electoral valdría la pena indagar a los actuales candidatos, en especial a los partidos que protegen a Enrique Peñalosa, sobre su postura ante esta situación.

Surge entonces la pregunta sobre una presunta relación de esta acción jurídica contra los ingresos de los trabajadores y la implementación de las Alianzas público privadas que están andando en varios sectores como el de la salud y la intención de reducir aún más la escasa proporción de 25% de trabajadores de planta en relación al total de empleados.

Ya estamos viendo, sin embargo, como funcionarios de la administración se refieren al tema diciendo que van a “defender los intereses de los trabajadores”, pese a que la administración de Enrique Peñalosa ha despreciado por completo a los trabajadores de todos los sectores como a las organizaciones que los representan, en nuestro caso a los trabajadores de la Salud, quienes hemos acudido al legítimo derecho a la negociación colectiva, espacio en el que a la petición de vincular a los más de 80% de mal llamados “ contratistas” que desempeñan labores misionales, la respuesta que hemos recibido de parte de la administración, es la de “ demanden al distrito si quieren demostrar esa condición” , mostrando un desprecio precisamente por los recursos públicos de nuestra ciudad que hoy dicen proteger, por lo cual no es posible creerle a estos representantes de la Administración ningún interés en defender a los funcionarios públicos.

La actitud de persecución, atropello y desprecio de la actual Administración contra los trabajadores es cotidiana, sin que siquiera escuchen y solucionen las exigencias de contar con los elementos mínimos de trabajo, en nuestro caso medicamentos e insumos hospitalarios, a pesar de haber sido comprobadas dichas conductas por los entes de control y decretado sanciones a sus agentes.

Por lo anterior, los Sindicatos del Distrito Capital de todos los sectores hemos declarado que, estando ya en negociación colectiva, no es posible avanzar en esta hasta tanto la Alcaldía Mayor no aclare y confirme el respeto por todos los derechos adquiridos de los trabajadores. Por las anteriores razones se ha planificado una serie de acciones de Protesta pública contra el Alcalde Mayor de Bogotá Enrique Peñalosa que iniciaron el 22 de marzo a las 8 am en la Alcaldía Mayor de Bogotá y que continuarán en acción conjunta con todos los sindicatos del Distrito.

Marzo de 2018

ALIANZA MÉDICA SINDICAL

Pin It

Add comment


Security code
Refresh

BeckRTV.com