Finalmente, el gobierno se equivocó. Ahora esperemos que el Congreso lo rectifique

Carlos Alonso Lucio Señores congresistas: si estudian lo que están discutiendo en otros lares, verán que no es cierto que la reforma tributaria sea tan necesaria, urgente e imprescindible, como plantea el ministro

Confieso que esperé, hasta el último minuto, que algún milagro despertara el instinto de conservación del gobierno para que no cometiera el grave error de presentar una reforma tributaria en estos momentos.

Ahora, una vez cometido, le corresponde al Congreso rectificarlo a través una de sus funciones primordiales: el control político. Para eso está.

BeckRTV.com