El símbolo del año 2020 para BeckRTV: El tapabocas

El símbolo del año sin lugar a dudas es el tapabocas. Un pequeño accesorio que hoy en día es indispensable hasta en los rincones más alejados del planeta. Se puede olvidar la cédula, la billetera y hasta el celular, pero por nada del mundo se puede olvidar ese utensilio pequeño y que viene en varias presentaciones, que es requisito de entrada a cualquier parte y salva vidas. Si no lo porta, no entra.

Barbijo, mascarilla o tapabocas, como se le diga en diferentes partes, lo cierto es que aunque es necesario su uso, también ha trascendido y también es un accesorio de moda, en todos los colores y olores (en China lo venden con fragancias que duras hasta 5 días). En tela, en algodón, en seda, con brillantes, oro, plata y cualquier elemento que lo haga llamativo y valorado, cabe en esos pocos centímetros. Desde módicos mil pesos, hasta decenas de miles de dólares, todo está al alcance del bolsillo de cada consumidor.

LA HISTORIA DEL TAPABOCAS

Todas las pestes ocurridas en el mundo, históricamente, y que muchas de ellas han dejado miles, millones de personas muertas, no tienen antecedentes del uso del tapabocas, antes de la década del noventa de 1889. No existen evidencias del uso del tapabocas en los casos de Siracusa (395 AC), o la peste bubónica, descrita por Boccaccio en el siglo XIV y que lo tuvo confinado durante más de 100 días, lo que aprovechó para escribir su principal obra: El Decamerón.

El uso, para Asia Menor, de la burka, prenda que cubre toda la cara, en las mujeres árabes, debió de ser utilizada, en alguna medida, como tapabocas en los casos de gripas convertidas en epidemias en esta zona del mundo. O la bufanda, muy común en Europa, también, se supone como una prenda para evitar que los microorganismos de la saliva de los contertulios llegaran a los demás.

La mascarilla como la conocemos hoy, completamente independiente de cualquiera otra prenda, se usó inicialmente por el cuerpo médico, como queda dicho, en la última década del siglo XIX. El portal Marie Clarie, precisa sobre esta tesis: “Las mascarillas aparecieron por primera vez a fines del siglo XIX, los médicos la usaban como medida de protección, durante las cirugías para evitar las bacterias en el aire”.

Luego, continúa afirmando el mismo portal, “fueron adoptados en 1910 por las autoridades chinas para evitar la propagación de la peste neumónica, convirtiéndose en símbolos emblemáticos para los médicos. Tenían una doble función: detener los gérmenes y transformar a las personas en ciudadanos con una mentalidad más moderna.

Ocho años después, se convirtieron en un fenómeno global, cuando fueron ampliamente adoptados como protección contra la gripe española, donde hubo una aceptación popular de la máscara como parte de la vida”.

Este adminículo se hizo muy popular en china, donde recobró un sentido ciudadano: “Aunque el uso de los barbijos retrocedió después de la Primera Guerra Mundial, siguieron siendo populares en China, donde las máscaras simbolizan el cuidado de la comunidad y la conciencia cívica”.

En adelante, cada que aparece una gripa con características de epidemia o de pandemia, la humanidad ha vuelto al tapabocas, como sucede hoy en día, que esta máscara no nos permite identificar a las personas en las calles o supermercados, a no ser que sean muy reconocidas para nosotros.

Y, como es de esperarse, el tapabocas también entró en el mundo de la moda. Hay tapabocas técnicamente médicos, pero también existe de lujo, con estilos y colores variados. Incluso, en las últimas semanas hemos conocido una variante de los mismos, que vienen adheridos a una máscara plástica transparente para la protección de los ojos.

Pin It

Add comment


Security code
Refresh

BeckRTV.com