El Bochinche de BeckRTV: El derribo de la estatua del español Sebastián de Belalcázar

El Bochinche de  BeckRTV: El derribamiento de la estatua del español Sebastián de Belalcázar
Un gran bochinche se armó en todo el territorio nacional luego de que los indigenas de la comunidad misak derribaran la estatua del español Sebastián de Belalcázar, en el Morro de Tulcán en Popayán. Para muchos se trata de una reivindicación por la ocupación de sus territorios, las matanzas que existieron en la época y el presente que viven hoy.

Según los indígenas, es un juicio simbólico por la desaparición “de los pueblos que hacían parte de la Confederación Pubenence, tortura por medio de técnicas de empalamiento y ataque con perros asesinos a los fuertes guerreros misak”. Sin embargo, para otros sus acciones van en contra de la propia historia colombiana.

Según Feliciano Valencia, senador del partido Mais, la acción de derribar la estatua es una forma de expresión “por la difícil situación que se está viviendo en el departamento del Cauca a raíz de muchas injusticias que se han cometido, muchas situaciones que están diezmando a la población indígena. Mucha estigmatización, señalamientos, pero sobre todo muchos asesinatos, las comunidades han tomado la decisión de empezar a manifestarse, empezar a movilizarse, empezar a hacer una serie de actividades”.

Además, aseguró que en lugar en donde se encuentra ubicada la estatua, es un sitio sagrado para este pueblo indígena. “Seguramente para los hermanos misak significa un símbolo ubicado en un espacio que no corresponde. eso siempre se ha oído alegar”, manifestó.



De otro lado, la senadora del Centro Democrático, María Fernanda Cabal, aseguró que el hecho es una acción vandálica, realizada por personas que creen que tienen derechos por encima de los demás. “Y como les debe, hay una deuda infinita y jamás podrá pagarse, porque para pagarse, no sé qué tendremos qué hacer, porque si vamos a la deuda que ellos llaman histórica ancestral, pues tendrían que devolverse cuántos de los que no somos pueblos indígenas”, dijo la congresista.

Según la senadora lo de la deuda ancestral es "una fantasía" que encubre una “clara motivación revolucionaria” y para ella es una verguenza que se tumben las estatuas porque se niega la historia sea esta buena o mala.



“Hay una etapa como de esquizofrenia colectiva. No, no más mitos, vamos a los hechos, lo mejor es uno cuestionar los hechos. Si uno no tiene la precisión de lo que pasó en la historia, pues tiende a repetirla, ese es el problema”, agregó Cabal.

Pero otro se metió al bochinche, el también senador Feliciano Valencia, afirmó que entendía la postura de cabal ya que ella “se crió en un medio que siempre ha discriminado a la gente pobre, y con más razón a los indígenas. Seguramente ella nos considera todavía animales o seres incipientes, menores de edad que no pensamos”.

"Lo que los pueblos indígenas estamos diciendo es cúmplase los derechos consagrados en la Constitución Política de Colombia. Reconozcan la diversidad, ese principio constitucional, de que Colombia es un país multiétnico y pluricultural. Que no nos juzguen, no nos pongan al lado de estructuras criminales tratándonos de hacer ver como comunistas, socialistas, Castro-chavistas (...) yo la entiendo, porque su mente no le da para más, sino entender su mundo, a los que ellos les profesan pleitesía y desconocer al resto de la sociedad ", indicó Valencia.
Pin It

Add comment


Security code
Refresh

BeckRTV.com