El Bochinche de BeckRTV: crece el "rifirrafe" entre Fecode y el Centro Democrático

El Bochinche de  BeckRTV: crece el
El bochinche se armó entre la Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación (Fecode) y el Centro Democrático por cuenta de una propuesta del partido político, en el que pide al gobierno entregar unos bosnos a los padres de familia de los escolares y que ellos decidan cuáles seran los colegios en donde estudiarán sus hijos. Por supuesto, a Fecode no le agradó la propuesta, pues según ellos, esta propuesta está encaminada a acabar con la educación pública.

Además, hay otro factor que incide en el bochinche, y es que para el Centro Democrático, Fecode tiene un monopolio de la educación y está adoctrinando los niños más no educándolos.

Precisamente, el senador Santiago Valencia, del Centro Democrático, citando un comunicado de su partido sostuvo que “queremos educación, no adoctrinamiento. En los niños se debe fomentar la fraternidad, no el odio”; en tanto que su copartidaria María del Rosario Guerra anotó que “hay profesores muy buenos; sin embargo, un grupo de integrantes de Fecode ha utilizado el cuasi monopolio de la educación pública para hacer adoctrinamiento político en los niños y adolescentes y fomentar odio”.

Por su parte, Nelson Alarcón, presidente de Fecode, señaló hace unos días que “Colombia es uno de los países con mayor oferta de educación privada en Latinoamérica; sin embargo, el uribismo crea la cortina de humo de un monopolio para seguir estigmatizando a Fecode. Estamos listos para un debate público, franco y democrático”.

Los bonos para la educación escolar vienen desde el principio de la pandemia, cuando la senadora Paloma Valencia propuso que para los padres que querían que sus hijos regresaran al colegio, el Gobierno debía proveer bonos escolares para que los niños del sistema público que lo requieran pudieran entrar a colegios privados. "Los padres son los responsables de sus hijos y en medio de la pandemia son quienes deben decidir si envían o no a sus hijos al colegio. Algunos tienen consideraciones de salud donde por un lado, el Covid-19 ha probado ser poco agresivo con los niños; por otro, que tienen miembros de la familia con comorbilidades. Algunos lo hacen por su propio trabajo; requieren que sus hijos vayan al colegio, pues sus actividades laborales, de las cuales depende su ingreso, requieren presencialidad, y no pueden dejar los niños solos en sus casas. Algunos porque los niños están tristes, aburridos, atrasados académicamente. Como sea, son los padres quienes deben decidir y no su capacidad económica", escribió Valencia en una columna.

Según ella, varios estudios coinciden con que los bonos pueden ser una valiosa alternativa. Michael Kremer investigó (2002) el resultado de los bonos escolares que se entregaron en Colombia por lotería. Esos estudiantes mejoraron su desempeño académico, disminuyeron su deserción y mejoraron sus ingresos en 10% sobre los niños que no se ganaron la lotería. El costo de los bonos es 7 veces menor que los ingresos adicionales que obtuvieron los beneficiarios con la lotería.

El Instituto Merani (2016) también sostiene que hay cerca de 1500 colegios públicos que rezagan el mejoramiento de los resultados de las pruebas Pisa. Sostiene Alejandro de Zubiría que al ritmo que vamos nos tomaría 100 años para alcanzar los resultados de Chile, los primeros de Suramérica; pues desde 2001 la inversión por estudiante ha llegado a duplicarse, sin que los resultados se alteren. Considera que un programa de bonos escolares podría ayudar a superar el rezago.

Para Fecode, según lo ha publicado la organización sindical, “esta ‘propuesta’ es, en otras palabras, privatizar la educación pública. Están ansiosos por feriar los recursos de la educación de acuerdo con sus intereses y, como los maestros nos negamos, adelantan una vil campaña de desprestigio en nuestra contra”, señaló Alarcón.
Pin It

Add comment


Security code
Refresh

BeckRTV.com