El bochinche de BeckRTV: El bombardeo en cuyo operativo fallecieron 12 personas, entre ellas varios menores de edad

El bochinche se armó luego de que el ministro de Defensa, Diego Molano, se refiriera a la acción de la Fuerza Pública en Calamar (Guaviare) contra la estructura de 'Gentil Duarte' el pasado 2 de marzo, en cuyo operativo fallecieron 12 personas, entre ellas varios menores de edad.

"El bombardeo fue contra la estructura narcoterrorista de 'Gentil Duarte' que ha ejecutado más de 45 acciones contra la población civil y 106 contra la fuerza pública (...) se trató del campamento de una organización que puede poner en riesgo a la sociedad colombiana. Uno no puede creer que aquí había una escuela de formación, se trataba de un campamento terrorista", precisó.

El bochinche vino cuando Molano, afirmó que los jóvenes eran maquinas de guerra que habían sido convertidos por las estructuras criminales. “Estamos hablando de un operativo que tenía una estructura narcoterrorista que usa jóvenes para convertirlos en máquinas de guerra”, puntualizó.

"Los entrenan durante mucho tiempo, los deshumanizan. Por eso, lo que tiene que hacer nuestra fuerza es desmantelar esas estructuras".

De inmediato muchos le refutaron estas palabras, como la periodista Yolanda Ruiz de RCN, que le manifestó que no "queda claro en qué momento menores de edad que son víctimas de reclutamiento pierden esa condición de víctimas y se convierten en máquinas que se pueden bombardear".





También opinó el periodista Felix de Bedout, que afirmó que "Los niños reclutados a la fuerza son víctimas; primero de los criminales que los reclutan a la fuerza y ahora de un bombardeo de un estado que los debía proteger."





Pero otros estuvieron de acuerdo con el Ministro, como el general Jaime Lasprilla qien dijo que "cualquier campamento bombardeado de las Farc es un blanco legítimo y si había civiles, es responsabilidad de ellos (los insurgentes) (...) cuando se reúnen estos grupos en campamentos, se reúnen para llevar a cabo actos terroristas", aseguró el uniformado, quien además defendió las acciones de la fuerza pública.





Otros, como Walter Arévalo y Víctor Mosquera hicieron un análisis desde la academia sobre este caso y coincidieron en que el Estado colombiano tiene "inmensas dificultades en defender a los menores en el conflicto". El "Derecho Internacional Humanitario (DIH) sanciona este tipo de acciones si el Estado colombiano sabía que antes de cometer esta acción había menores de edad", advirtió el profesor Mosquera.

Y es que precisamente, el senador Roy Barreras y el periodista Hollman Morris presentaron una serie de denuncias de familiares de los fallecidos, quienes sostuvieron que los fallecidos eran menores de edad reclutados por la insurgencia. Así, advierten que, pese a saber de su presencia, el Ejército siguió adelante con el operativo.

Pin It

Add comment


Security code
Refresh

BeckRTV.com