“El país que se esconde detrás de las montañas”: Papa Francisco

Diego Molano

La visita del Papa a Colombia nos deja muchas reflexiones: Sus palabras, en cada uno de los actos organizados para el pontífice, fueron concisos, apropiados, profundos y con mucha sabiduría.

Y me quiero enfocar al mensaje dirigido a la juventud y a la conciencia ambiental, especialmente porque son puntos donde la Segunda Oportunidad aplica a la realidad que hoy vivimos los colombianos.

El desafío que tenemos con el ambiente es grande y me alegra que haya sido Papa en nuestro propio país quien nos lo recordara en su discurso en la Plaza de Armas : “ Colombia es una nación bendecida de muchísimas maneras; la naturaleza pródiga no sólo permite la admiración por su belleza, sino que también invita a un cuidadoso respeto por su biodiversidad. Colombia es el segundo país del mundo en biodiversidad y, al recorrerlo, se puede gustar y ver qué bueno ha sido el Señor (cf. Sal 33,9) al regalarles tan inmensa variedad de flora y fauna en sus selvas lluviosas, en sus páramos, en el Chocó, los farallones de Cali o las sierras como las de la Macarena y tantos otros lugares”.

Es paradójico que siempre sean las personas que vienen a visitarnos los que valoren la riqueza de Colombia, pero más allá de lo que tenemos, lo importante es cómo lo cuidamos y nos lo apropiamos. Y es aquí donde entran los jóvenes como una fuerza imparable que puede y debe rescatar del fondo, la pobre conciencia ambiental que permanece en las generaciones mayores.

Nunca es tarde, y siempre hay tiempo para aprender. Lo dijo el Pontífice “Vengo también para aprender; sí, aprender de ustedes, de su fe, de su fortaleza ante la adversidad”. Esas palabras, que vienen de un hombre que tiene 80 años, fueron como cachetadas a cada uno de nosotros, y lo digo así porque creemos que ya lo sabemos todo o que ya no vale la pena ir más allá.

Sin embargo, la esperanza de este país y del mundo entero que está pasando por momentos críticos, no solo ambientales, sino también políticos y económicos, está enfocada en los jóvenes y son ellos los que tienen el compromiso de enderezar el camino andado, no repetir las historias e invitarlos a asumir nuevos retos, y aquí vuelo a citar al Papa cuando les dijo en la Plaza de Bolívar a cerca de 22 mil niñas y jóvenes de todas partes de Colombia. “Cómo no van a poder cambiar esta sociedad y lo que se propongan! ¡No le teman al futuro! ¡Atrévanse a soñar a lo grande! A ese sueño grande los quiero invitar hoy”.

“Ayúdennos a nosotros, los mayores, a no acostumbrarnos al dolor y al abandono”, les dijo el Papa y les recordó “¡Cuánto los necesita Colombia para ponerse en los zapatos de aquellos que muchas generaciones anteriores no han podido o no han sabido hacerlo, o no atinaron con el modo adecuado para lograr comprender!”

Pin It

Add comment


Security code
Refresh

BeckRTV.com