Amistad en tiempos de pandemia

Amistad en tiempos de pandemia Decía Napoleón: “Nunca sabes quienes son vuestros amigos, hasta cuando caes en desgracia”.

¿Tú eres, él es, nosotros somos, ellos son, vosotros sois… Amigos?

Amistad: Precioso baluarte olvidado por el consumismo y menospreciado por la tecnología, salvo para venderte algo mercantilizado.

Entre sus hermanas olvidadas, están; la lealtad, la gratitud, la sinceridad, la solidaridad, la ética, la fraternidad, la ternura y hasta la reciprocidad. Muchas veces, algunas utilizadas solo para adular. Pero no importa, hoy debemos reivindicarlas para su rescate.

Muchos pensábamos que, con la actual pandemia, habría un retorno a los valores y principios espirituales del ser, de la familia, del colectivo y de lo social. Ello no ha sido así.

La principal transformación ha sido tecnológica y en beneficio de las arcas de la gran empresa tecnócrata.

El egocentrismo destructor, la ambición por el tener y apropiar, han saltado a la vista sin advertir las consecuencias cuando de un “BLACK FRIDAY” se trata.

Las mayorías adocenadas, cual langostas se lanzan sobre las “ofertas llamativas”, con el pretexto de lograr un descuento porcentual, que no observan que días antes lo habían incrementado.

La ley del capital salvaje es una sola, minimizar costos para maximizar ganancias con el incremento al producto, de la oferta y la demanda competitivas.

Amistad, preciado tesoro solo valorado por los humildes de corazón y tergiversado por el utilitarismo egoísta, que es su antítesis.

Dios privilegio a la amistad desde tiempos remotos con el AMAOS LOS UNOS A LOS OTROS, que hoy se ha convertido en el ARMAOS LOS UNOS CONTRA LOS OTROS.

Retomemos la historia, valoremos lo que tenemos, no lo que otros o nosotros tienen o quisiésemos tener.

Que no se siga diciendo que: “en la prosperidad nuestros amigos nos conocen, pero en la adversidad conocemos a nuestros amigos”. Sobre todo, en estos tiempos de soledad, más valido seria afirmar que: “la amistad duplica las alegrías y divide las angustias”.

Cultivemos lo nuestro, lo que germine auténticamente del convivir social, pues al lado de los propios, renacerá el potencial de la esperanza, cuando sabemos transmitir auténticos y profundos sentimientos de un noble espíritu.

Gracias por tu amistad, si es sincera…

DICIEMBRE 2020
Pin It

Add comment


Security code
Refresh

BeckRTV.com