La prioridad de la Bogotá cuidadora debe ser el empleo femenino

La prioridad de la Bogotá cuidadora debe ser el empleo femenino El desempleo femenino y las cargas del cuidado que asumen las mujeres se han convertido en otra pandemia en Bogotá, este problema requiere soluciones de raíz y políticas inmediatas, el enfoque de género en el Plan de Desarrollo Distrital, en el Presupuesto y en otras hojas de ruta de la ciudad es importante, pero los resultados muestran que, sin políticas de empleo garantizado para mujeres, lo que tenemos son bellos documentos, pero una realidad sin cambios.

En una reunión que realizó la Secretaría de la Mujer del Distrito con mujeres cuidadoras de la ciudad ocurrió algo que para algunas personas pasó desapercibido, las mujeres que realizan cuidados en diferentes barrios de la ciudad preocupadas por su situación económica le planteaban como alternativa a las autoridades que las contrataran a ellas como operarias de los call centers de la administración. Más allá del hecho anecdótico esta situación refleja dos cosas, la necesidad de empleo de muchas mujeres, así como la necesidad de que las mujeres que se dedican a los cuidados reciban una remuneración digna por el rol fundamental en la reproducción de la vida. En varias ocasiones he presentado en medios, como proposiciones al Cupo de Endeudamiento y posteriormente al proyecto de Presupuesto Distrital para el 2021 una propuesta de empleo garantizado para mujeres enfocado a la economía del cuidado, pues, es claro que la “reapertura” económica por si sola no recuperará los empleos suficientes, y mucho menos reducirá las brechas de género que se agudizaron con la crisis.

En algún momento decía un funcionario de la administración que, se recuperaban más empleos femeninos con la reapertura del sector de los restaurantes y hoteles de la ciudad que con cualquier política social. En su momento esta afirmación nos pareció apresurada e infundada, luego de unos meses, el tiempo y los datos nos dan la razón, mientras que el empleo tanto masculino como femenino se ha aumentado la brecha entre el segundo y el primero se mantiene sin modificaciones estadísticamente significativas (ver la gráfica), es decir, si bien se están creando empleos, la mayoría de estos puestos de trabajo están siendo ocupados por hombres. Parece, inverosímil, pero ha sido prácticamente imposible convencer a algunas personas que, si la recuperación de empleos se enfoca en el sector de construcción, por más que la redacción de las políticas mantenga una enfoque de género, lo más probable es que los puestos de trabajo de un sector tan masculinizado siga contratando hombres.

Por otro lado, hemos mencionado en diferentes ocasiones que instituciones multilaterales como la CEPAL han recomendado que la recuperación económica este anclada a la reducción de brechas y desigualdades, allí la ciudad mantiene una apuesta fundamental, las manzanas del cuidado que son un hito en la región, pero que podrían potenciarse empleando a las mujeres que hacen parte de las redes comunitarias del cuidado, y que aún lo hacen sin ingresos dignos.

Los y las bogotanas nos caracterizamos por ser líderes en cultura ciudadana, seguro podremos avanzar y dar ejemplo en el reconocimiento de los trabajos del cuidado, y en la redistribución de los mismos, sin embargo, ninguno de los éxitos previos en la ciudad se ha dado sin la participación activa de la administración distrital. Necesitamos crear empleos para las mujeres y necesitamos garantizar los bienes y servicios requeridos para cuidar la vida. Hemos identificado una parte de la solución, debemos implementar un programa de empleo garantizado para las mujeres en Bogotá, dirigido a fortalecer el Sistema Distrital del Cuidado.





Pin It

Add comment


Security code
Refresh

BeckRTV.com